Experto ve en comunidades campo para energías renovables

El 80% de la geografía del país está constituida por pequeñas comunidades donde viven 2,000 o menos habitantes, por lo que es una de las áreas prioritarias para el desarrollo de proyectos de dichas energías, refirió.

Mérida — La Universidad Autónoma de Yucatán es una de las tres sedes en México del Primer Programa de Liderazgo Aplicado a las Energías Renovables y Eficiencia Energética, a fin de profesionalizar a los académicos para desarrollar proyectos del ramo.

Ese dato fue divulgado por Francisco Acuña Méndez, presidente de la empresa InTrust Global Investments, impulsora de la iniciativa que cuenta con apoyo del Departamento de Salud y Medicina de la Universidad de Harvard.

En el marco de las actividades que se realizan en el Campus de Ciencias Exactas de la UADY, Acuña Méndez agregó que además de la UADY son sedes del programa instituciones educativas ubicadas en Sonora y en Michoacán.

De acuerdo con un comunicado que emitió la UADY, son 240 profesores de institutos tecnológicos y universidades los que participan en el evento que se inició en septiembre pasado y concluirá en junio próximo.

“El 80% de la geografía del país está constituida por pequeñas comunidades, es decir, lugares donde viven 2,000 o menos habitantes”, dijo el presidente de InTrust, quien afirmó que “por esta razón esta es una de las áreas prioritarias para el desarrollo de proyectos de energías renovables”, refirió.

El Programa de Liderazgo Aplicado en Energías Renovables pretende educar y crear capacidad humana y vincular a los habitantes de las comunidades que cuentan con recursos pero no están relacionados con el sistema, añadió.

“En las comunidades indígenas el tema de fondo no es la tecnología, la cual es una herramienta, sino más bien la organización y disposición de las personas que viven en estas zonas y de una academia atenta y vinculante”, añadió.

“Por ahora el reto es hacer llegar esta tecnología, pero luego el objetivo será diseñar los mecanismos para que las pequeñas comunidades sean copropietarias de proyectos de energía renovable”, expuso.

“Esto cambiará el escenario económico y financiero y la dinámica de la migración”, consideró.

Puntualizó que “precisamente para impulsar la idea de que sean las comunidades copropietarias de los proyectos vine a Mérida”, como ponente del programa, Barry Halbritter, representante de la Reserva Indígena Oneida, la cual se asienta en Nueva York, Estados Unidos.

“Desde la creación de las comunidades (indígenas) siempre ha existido la tradición de cuidar los recursos naturales. La protección del medio ambiente es una filosofía transmitida de generación en generación y esto es muy importante que se conozca”, dijo.